Partenaires

El drama de ser madre soltera en Túnez

La mujer madre – 586648

El escritor francés Frédéric Boyer Cannes, narra en 'Ojos negros' Sexto Piso la huella que en un hombre adulto deja la visión infantil de la belleza femenina. Es una suma considerable de errores, de 'quid por quo', de mentiras, de ilusiones y de arrebatos. La historia de una mujer que vive una aventura sin futuro con un hombre casado inspira a la escritora Agnes Martin-Lugand Saint-Malo, en 'A la luz del amanecer' Alfaguarauna novela que trata de romper el cliché de los amantes como los culpables de las rupturas matrimoniales. Hortense, profesora de ballet, encuentra en el baile una forma de expresión y de descarga de la tensión que sufre en su relación amorosa. Autora de 'La gente feliz lee y toma café', una novela que se autoeditó y que se convirtió en un éxito de ventas, Martin-Lugand escribe sobre la vida cotidiana. La primera protagonista de 'Voy a hablar de Sarah' lleva una vida rutinaria como profesora y madre soltera; la segunda es una violinista llena de sensualidad. Se conocen en una fiesta y entre las dos surge un amor loco que Delabroy-Allard expone con sutileza.

Navegación superior cabecera

Una serie de reformas de género implantadas bajo el presidente Habib Bourguiba entre los años 50 y 70 abolió la poligamia, dio a las mujeres el derecho a votar, a divorciarse y a abortar y elevó el papel de la mujer en la sociedad tunecina. La clínica tiene su base en la capital del nacionalidad. Tratando a unas 50 mujeres al año, la organización benéfica sirve de espacio de seguridad para las mujeres y sus bebés. La mayoría han quedado embarazadas tras mantener relaciones sexuales consentidas con sus novios o prometidos y, por eso, han sido abandonadas. El prometido de Mariam la abandonó tras enterarse de que estaba gestante. Amal les ayuda a encontrar pisos y trabajos. Las familias a menudo presionan a sus hijas para que renuncien a sus hijos. Nacida en una familia campesina en un pueblo en la parte oeste del nacionalidad, Fatma ha sufrido abusos toda su vida.

Solo nos debemos a ti

Encuentra la validación de El Cazamentiras al final de la noticia. Siempre estaba primero la alimentación, el arriendo, el transporte, el estudio de mi hija Cuando uno no tiene una biografía llena de lujos, se enfoca en el día a día y se deja ahogar por las responsabilidades, ese era mi caso. Quedé en embarazo a los 18 años y me enfrenté al mundo sola. La asunción de un hijo, sumado a todos los gastos económicos y el cuidado que te exige un bebé, hizo que mis prioridades cambiaran, mis anhelos de ser profesional pasaron a un segundo plano y enterré ese alucinación por mucho tiempo.