Partenaires

¿Eres mujer y buscas amor o sexo en Tinder? Estos son los 10 tipos de hombre con los que te toparás

Quiero conocer mas Guns

No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas de los distintos medios y canales de comunicación de la entidad editora o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada o no judicialmente, como calumnias, o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros no podemos saber a quién pertenecen esos datos. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

Mujer y amistad en Tinder: deporte de riesgo

Lorena G. Pero también hay casos de éxito. Tinder no es el belcebú. Una mirada crítica a lo que ellos ofrecen Temas de Hoy.

Últimas noticias

Porque es momento de mirar hacia nuestro interior y tomar la decisión de liberarnos de las creencias heredadas de nuestros padres, de la sociedad Y es que es imposible dar lo que no tenemos. En tu álbum das claves para convertirte en un 'partidazo'. Lo he planteado como un viaje hacia el interior de cada lector, un entrenamiento cuyo objetivo es que conseguir una transformación personal que le conduzca a convertirse en esa persona que de verdad merece anatomía. En realidad, a esa persona que es, pero que no sabe que es todavía. Por supuesto, tengo que decir que es un proceso y, como todo proceso, requiere su tiempo de entrenamiento, sobre todo a altitud mental. Sí, debemos de dejar de culpar al otro de lo que ocurre en nuestra vida. No podemos entregar a nadie el poder de hacernos felices, porque entonces también les entregaremos el poder de hacernos infelices.