Partenaires

Así es ligar con un hombre más joven y así suele acabar la relación

Como coquetear con un – 538880

Las pollas son solamente un aparato que sirve para expulsar semen y dejar embarazadas a las mujeres. Os aseguro que es una bendición que pese a esta triste realidad las mujeres sigan teniendo ese capricho de ser penetradas y supongo que debemos agradecérselo a eso de la evolución, donde todo se basa en la reproducción y el asesinato. En el fondo lo mejor sería que las mujeres, simplemente, os quedarais en casa haciendo vuestras cosas e ignorando todo lo relacionado con el sexo opuesto que, en el fondo, es todo lo que va a generar horror en vuestras vidas. Desprenderos de los hombres es lo mejor que podríais hacer. De todos modos, si seguís empeñadas en cazar pollas, ahí van unos consejos.

Un salto generacional

De cero a cien en un minuto Tener sexo La mayoría nos excitamos con rapidez es un mito que solo les pase a los hombres. Roces, susurros, nuestras propias fantasías Cualquier hora es buena para sonreír a alguien o hacer una proposición deshonesta. Ya sabéis que casi cualquier cosa o indicación puede ser una señal para nosotros , aunque en muchas ocasiones, erróneas. Ponte ropa provocativa: liguero, medias alta o de rejilla, la lencería siempre funciona. Ser sensual y sutil es la clave para para excitar a alguien que te gusta en cuestión de segundos. Imagina levantar la falda y que se te vea el liguero.

De cero a cien en un minuto

Vamos, que acabaste por sorpresa en la conocida 'friend zone' o zona de amigos, cuando creíste que la gratitud era evidente y estaba todo acción. Pero también puede ser que denial te lanzaras y desde tu yacija, a solas, te tiraste de los pelos lo que quedaba de confusión, tratando de descifrar si sería escarceo lo que te pareció simpatía. Puede que hasta algunas amistades que presenciaron el momento, te sigan recordando la oportunidad tan maravillosa que desperdiciaste por no interpretar de la manera adecuada. Pero no te preocupes, esto es algo muy habitual y pocas personas se han librado de estas situaciones confusas. Tanto a hombres como a mujeres nos cuesta a veces identificar y diferenciar el juego de la seducción con la amabilidad o simpatía. La mayor parte de la asesoría es no verbal y saber identificar las señales es clave. También es verdad que, en el juego de la seducción, no siempre nos atrae lo directo, incluso puede asustarnos, y por algo se le llama juego, porque implica interpretación e incertidumbre.