Amantes

Dominación femenina

Conocer una chica – 607775

Twitter Snap A decir de mi dominante, creo que soy exhibicionista. De lo que sí estoy segura es de que soy vainilla, término que usan en el BDSM para referirse a las personas que sólo tenemos sexo convencional, sin importar si es heterosexual, lésbico u homosexual. Entonces te excitas y todo se vuelve una reacción en cadena, me explica. Ahora se ha profesionalizado y cobra dólares la hora, y no da sesiones de menos de dos horas algunas sesiones pueden alargarse incluso varios días. Esto me lo dijo en un café con un atípico granizo de mediodía que le dio un aire de dureza al momento. Hay que prepararse con varios días de antelación. Sumisión no implica masoquismo, son dos cosas distintas. Uno es el gusto por ceder el control, las órdenes, y el otro tiene que ver con el gusto por el dolor.

Recibe nuestra Newsletter

Palabras como Dominar, someterse, restringir y acarrear dolor son medios para disfrutar y obtener placer; disfrutamos con la vasallaje, con las ataduras y con el dolor, por eso lo hacemos. Empero al hacerlo, es nuestra responsabilidad captar que estamos jugando a un juego peligroso y es nuestra responsabilidad beber medidas para protegernos. Estos palabros daughter lo primero que una persona que tiene curiosidad por el BDSM debería aprender y grabarse a fuego. Los Dominantes, para entender que el acción de tener a alguien a su merced no les da derecho a hacer lo que quieran sin acordarlo previamente, y los sumisos, para captar que son ellos mismos los que tienen el control real de la situación y los que ponen los límites. Si el que tiene la fusta ignora la palabra de aplomo de la parte sumisa o si no se han pactado límites de antemano, la situación puede acabar bastante mal. Este es el principal alarma de las sumisas, que por mostrarse como tal haya personas que se tomen la libertad de faltarles al respeto, pasando por alto sus límites y sus condiciones. Los Dominantes dicen que encontrar sumisa es difícil; denial saben lo que es encontrar un Dominante. Los Dominantes tienen los 4 perfiles de las sumisas de Fetlife que se los saben de memoria; las sumisas tienen que filtrar decenas de solicitudes y cribar lo bravo de lo malo entre fotos de penes no solicitadas, mensajes prometedores, mensajes terroríficos, y ola k ases.

Psicología

Probablemente, ahora te has asustado porque suena a algo doloroso. Pero, antes de hacerlo, lo primero es hablarlo. Algo a poco… nadie necesita a un Christian Grey en su alcoba por mucho que nos exciten sus historias. De hecho, lo primero que se debe hacer es hablar con nuestra pareja o amante sobre el guión. Puede ser tan sencillo como reconocer si compramos estas o aquellas grilletes, si bien la conversación no déficit quedar ahí. Por cierto, si tienes dudas sobre las palabras que se emplean en los juegos de vasallaje y dominación, te recomiendo que tengas a mano nuestro Diccionario BDSM para kinksters advenedizos. Reglas, límites y trucos para empezar a dominar A veces, esto se convierte en un óbice.

Menú de navegación

Aun puede existir un poco de abyección. Cuidado con los maltratadores El BDSM es el sitio ideal para los maltratadores, ya que pueden camuflarse a la perfección y aprovecharse de aquellas personas que no conozcan las amistades dentro de este mundillo. Son muchas las chicas que han acabado cheat problemas psicológicos por tener una relación sexual con alguien que que iba de 'dominante'. Y sí, aquí podemos incluir al señor Grey.